¿Por qué no te callas??!!

¿Por qué no te callas??!!


Olman Martínez,
Universidad de las Ventas
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

La ya famosa frase del Rey Juan Carlos de España trae a mi mente dos lecciones prácticas para toda la comunidad mundial de profesionales de las ventas.

La primera es que la oportunidad surge de donde menos la esperamos. Y que quienes ganan son aquellos que cuando la vemos venir, nos lanzamos a agarrarla, a asirla con toda la fuerza… y a sacarle provecho. Eso es lo que ha estado pasando en los últimos días en España. Según me cuentan amigos que residen en la Madre Patria, en los últimos días se han vendido miles y miles de camisetas (t-shirts, playeras) con la frase “¿Por qué no te callas?” impresa en ellas, y el negocio se ha vuelto ya de dimensiones millonarias… para los que vieron venir la oportunidad y se pusieron a imprimir y vender camisetas. “La liebre salta de donde menos la esperamos”. ¿Lección aprendida, colegas?

La segunda lección es que en el mundo de las ventas se ocupa escuchar más a menudo esa frase, ¿Por qué no te callas? dirigida a colegas que “meten la pata”, como decimos en Costa Rica, en situaciones cuando mejor debieron quedarse callados. Comparto con ustedes algunos ejemplos:

* Al vendedor de piso que está hablándole al compañero mientras éste está atendiendo a un cliente e intentando venderle. Que interrumpe a su compañero con comentarios que no vienen al caso, tal vez ni siquiera ligados con la tienda ni con el proceso de ventas, mientras el compañero vendedor trata de concentrarse en el cliente: ¿Por qué no te callas?

* Al vendedor que no capta que el cliente ya ha tomado la decisión de comprar, y que sigue hablándole y sacando más y más argumentos que, más bien, podrían poner en peligro el cierre de la venta por “sobre-venderle”: ¿Por qué no te callas?

* Al gerente de ventas que es rápido para criticar a sus vendedores y lento para el reconocimiento. Que sin pensarlo dos veces lanza un epíteto desmotivante a uno de sus vendedores delante de otros miembros del equipo. Al gerente de ventas que continuamente profetiza que “nunca vamos a alcanzar la meta de ventas”, convirtiéndola así en una “profecía autocumplidora”: ¿Por qué no te callas?

* Al vendedor que habla mal de su patrono, de su jefe, de sus compañeros y de la empresa para la cual trabaja; al vendedor que no tiene suficiente madurez y sentido común como para comprender que “la ropa sucia se lava en casa”, no delante del cliente: ¿Por qué no te callas?

* Al compañero de trabajo que lo primero que sale de su boca es el comentario negativo, que le encuentra “peros” a todo, que en lugar de ser un dínamo de motivación para sus colegas vendedores más bien se comporta como un vampiro que les chupa la energía: ¿Por qué no te callas?

Creo que podría seguir enumerando situaciones y casos en los que, en nuestra profesión (¡y en la vida!!) es mejor callarse a tiempo. Pero usted, colega vendedor, seguramente ya ha captado el mensaje con esos ejemplos.

Un abrazo a todos, y gracias por ser parte de esta gran comunidad mundial de profesionales de las ventas.

Olman Martínez,
Director,
La Universidad de las Ventas.
www.uventas.com

 

 

 

 

Olman Martínez

Director de la Universidad de las Ventas.

Consola de depuración de Joomla!

Sesión

Información del perfil

Uso de la memoria

Consultas de la base de datos