Comunicándonos sin palabras

El bicho bípedo bicéfalo que hoy conocemos como "ser humano", pasó miles y miles de años comunicándose con sus congéneres por medio de movimientos corporales y de gruñidos. Igual que otros animales, podía discernir lo que sentían, decían o advertían otros seres, mirándolos e interpretando los movimientos de todo el cuerpo. Y esa herencia de miles de años nos ha llegado hasta hoy en día, a inicios del Siglo XXI, cuando seguimos observando y leyendo a nuestros interlocutores --quizá sin saberlo-- en más de un 55 por ciento por lo que dice su cuerpo, más que por lo que dice su boca.

Mi interés por el estudio y lectura del lenguaje corporal nació siendo muy niño. En alguna ocasión leí en un periódico que los candidatos políticos debían cuidarse de no realizar ciertos gestos con sus manos, porque podrían connotar avaricia o deseo de poder. Desde entonces no he parado de buscar información, leer cuanto libro ha caído en mis manos, asistir a cursos y -finalmente-- enseñar lo que he ido aprendiendo sobre kinésica o lectura de lenguaje corporal en los seres humanos y en algunos animales de nuestra cotidianidad, como el perro, por ejemplo.

La comunicación no verbal va mucho más allá de la kinésica (del griego "kinos", o movimiento). También incluye aspectos como la oculésica, que tiene que ver con la lectura del ojo y de su forma, la proxémica, relativa al manejo de los espacios territoriales de los individuos (invadir-evadir) y otros como el mismo empaque personal (apariencia física y atuendos).

Este foro, sin embargo, se enfocará principalmente en el área que más fascinación y atractivo ha causado al bicho bípedo bicéfalo desde hace muchos años: Tener la posibilidad de "leer" otras personas más allá de por lo que estén diciendo con las palabras.

La kinésica no es una ciencia muy vieja. De hecho, comenzó a considerársele ciencia a partir de los serios estudios realizados por el Dr. Ray Birdwhistle en los EEUU hace aproximadamente 50 años. Posteriormente otros estudiosos le siguieron, entre ellos el Dr. Albert Mehrabian, el Dr. Juliust Fast y hoy --famoso por sus participaciones frecuentes en programas de Discovery Channel-- el archiconocido Dr. Paul Ekman, que incursionó ya en las "microexpresiones". (En algún momento escribiré sobre él y sus fascinantes descubrimientos.)

Un caso que despertó de nuevo el interés de los medios de comunicación por la lectura del lenguaje no verbal, fue el del expresidente Bill Clinton, relacionado con la Lewinsky ("Yo nunca tuve relaciones sexuales con esa mujer..."), como forma de "pescar a un mentiroso". También hablaremos de ese caso, viendo las declaraciones de Clinton con la ayuda de un vídeo de YouTube.

Ultimamente el tema ha recuperado notoriedad por medio de la serie "Lie to Me", de Fox TV, en la cual --aseguran-- los investigadores saben si alguien dice la verdad o la "fabrica", leyendo sus gestos, su cara, su expresión corporal, más allá de lo que dicen las palabras. (En un foro futuro escibiré sobre esta serie --Lie to Me-- y los convenceré de que la mayor parte de ella es inexacta o --para decirlo bonito-"incierta".)

Mi interés por la kinésica me ha llevado a impartir cursos sobre este fascinante tema ("Cómo leer a las personas por sus movimientos corporales") entre vendedores, psicólogos, detectives y otros grupos con especial interés, pero me he convencido de que su conocimiento es de alta utilidad no sólo para quienes trabajan en esas ramas especializadas, sino para todo el mundo. Desde una esposa dubitativa hasta un candidato a un puesto de trabajo; desde una madre que conversa con su hijo, hasta un novio que le propone matrimonio a una muchacha; desde un académico hasta el hombre y la mujer "cotidianos", pueden beneficiarse de aprender a leer el lenguaje corporal de sus interlocutores.

Me propongo actualizar este foro periódicamente. No me comprometeré a ninguna regularidad, pero sí a que --en algunas madrugadas frías de mis bellas montañas al este de San José, Costa Rica, como ésta-- compartiré de manera abierta y lo más claro que me sea posible, la información, datos, técnicas y "tips" que he ido aprendiendo a lo largo de mi vida sobre este tema.

Invito a los amables lectores a plantear sus preguntas --lo cual me dará pie para nuevos subtemas-- y a retroalimentarme, pues así podremos mantener el diálogo inteligente que nos permite esta nueva tecnología de la información que es el blog.
Olman Martínez

Director de la Universidad de las Ventas.

Contáctenos

  • homeUniversidad de las Ventas
  • phone+506 4033-6271
  • phone+506 4033-6371
  • mailinfo@uventas.com
  • mapSede UACA, San José, Costa Rica

Acceso Usuarios