10 Cápsula motivacionales para su personal

Olman Martínez, Universidad de las Ventas.

1. Se atribuye a Emilie Coue (emíl cuié), un afamado farmacéutico de principios del siglo XX, incansable estudioso del poder de la mente humana, el haber acuñado una de las frases que más ha revolucionado la filosofía de la autosuperación en el mundo. Dijo “Las cosas son como tú creas que son; por eso, todo lo que tu mente sea capaz de creer, tú serás capaz de crear”. Cuando lo asalte la duda y el temor respecto a su potencial, recuerde que el primer campo de batalla del éxito es intracraneal: está dentro de su propia mente. Si usted cree en usted mismo, los resultados no se harán esperar.

2. Hoy queremos compartir con usted las estrofas impactantes de un mensaje de autor desconocido, que nos habla sobre cómo controlar las adversidades. Apréndaselas e interiorícelas. Dice así:

Cuando las cosas vayan mal, como a veces pasa,

Cuando el camino parezca cuesta arriba,

Cuando tus fuerzas mermen y tus deudas suban,

Y al querer sonreír tal vez suspiras,

Cuando las adversidades te tengan agobiado:

¡Descansa si te urge, pero no te rindas!

La vida es rara con sus vueltas y tumbos,

Como todos muchas veces comprobamos,

Y muchos fracasos suelen suceder,

aun pudiendo vencer, de haber perseverado.

Por eso no te rindas aunque el paso sea lento.

El triunfo puede estar a la vuelta de la esquina.

Recuerda esta verdad:

El fracaso es el triunfo al revés,

es el matiz plateado de esa nube incierta

que no te deja ver la luz del sol,

aun estando tan cerca.

Por eso nunca te rindas,

porque cuando las adversidades llegan,

el que es valiente no se rinde:

¡lucha!

3. ¿Qué pesa sólo un kilo y medio, tiene forma de hongo, es de color rosáceo-grisáceo y es blando y cálido al tacto? ¿Qué es lo que, aun siendo tan pequeño y aparentemente frágil, trae ya incorporados 30 mil millones de chips listos para ser usados a total potencial por su dueño? ¿Qué es lo que puede procesar mil veces más información a una velocidad mil veces mayor que la mejor computadora del mundo hecha por la ciencia? ¿Computó ya la información? Muy bien, ¡pues ahora a sacarle todo su provecho a esa maravilla con que Dios nos dotó!

4. Virgilio, uno de los más grandes pensandores de la historia, emitió una sentencia digna de ser enmarcada y colocada a la vista de todos los que tenemos como propósito surgir en la vida. Dijo: “Por los pensamientos que piensa continuamente y por las palabras que dice, todo hombre se convierte en profeta de su propio destino”.

5. Muchas personas pasan por la vida esperando que un golpe de la suerte, de esa musa huidiza y antojadiza que es la suerte, los haga catapultarse hacia éxito de la noche a la mañana. Pero la verdad es que la experiencia de los grandes hombres de éxito apunta en otra dirección. Todos ellos han comprobado que el trabajo duro, la dedicación y la perseverancia, son las armas que los han llevado a triunfar. Henry Ford, el hombre que popularizó el automóvil en los Estados Unidos, y uno de los más grandes millonarios de su época, dijo: “Qué raro, entre más trabajo, más suerte tengo!”

6. La “sabiduría popular” atribuye a la Biblia la expresión “Ayúdate que yo te ayudaré”. Sin embargo, esa frase no se encuentra como tal en el libro sagrado. Pero lo que sí encontramos dentro de sus sabias páginas es un verso que, bien interpretado, podría haber llevado a acuñar esa expresión popular. El verso dice: “Esfuérzate y sé valiente, no temas ni desmayes”.¿Verdad que en el fondo se nos habla de lo mismo? Que si queremos que las cosas sucedan, tenemos que hacerlas suceder. Es decir: “A Dios rogando, y con el mazo dando”.

7. En cierta ocasión un niño enojado gritó a la nada, en el patio de su casa: “Te odio, te odio”. Y escuchó al eco responderle: “Te odio, te odio”. Asustado salió corriendo para dentro de su casa y le dijo a su madre: “Mamá, afuera en el valle hay un niño que me dice que me odia”. La madre, comprendiendo lo que había sucedido, le respondió: “Sí, pero también allá afuera hay un niño que te ama: dile que lo amas y verás cómo él te responde”. El niño corrió de nuevo hacia el patio y gritó “Te amo, te amo”, a lo cual el eco le respondió de igual manera. Mi amigo, la vida nuestra es como el eco de ese valle, lo que usted le grite a la vida, se convertirá en el estribillo que la vida, irremediablemente, le devolverá a usted. Grítele a la vida que usted usted cree en ella, que tiene sentido vivirla a plenitud, y la vida le responderá que también cree en usted.

8. Muchas personas se pasan la vida soñando con hacer cosas. Sueñan con un mañana mejor, sueñan con ese viaje que harán, sueñan con dejar un mal hábito... pero la mayoría de ellas sólo sueña, ¡no hacen nada al respecto! Soñar es bueno; soñar es la base de todos los proyectos y de grandes hitos en la vida. Pero el éxito pide que vayamos un paso más allá: Que hagamos algo al respecto, que pasemos de la realidad mental a la realidad física. Cuando sueñe con lograr ese anhelo que gravita en su mente, decídase a lograrlo. No lo posponga: ¡comience ya a convertirlo en realidad!

9. Las historias de grandes personalidades de éxito a través de los siglos, han demostrado que quienes logran llegar a la cima de la montaña, provocan sus propias circunstancias. El ir moldeando su propia existencia y el ir construyendo su camino a medida que avanzan, es el sello de los triunfadores. Ese concepto fue muy bien sintetizado por Dan Goldman, el filósofo inglés, cuando dijo: “El débil espera la ocasión, el fuerte la provoca”.

10. Cuando todo ser humano nace, se le sienta en el asiento del conductor de un vehículo. Es el vehículo de su propia vida. Y se le dice: “Es suyo, condúzcalo”. Pero a medida que van creciendo, muchas personas van pasándose para el asiento del acompañante, dejando que sean otros los que sienten en el asiento del conductor, y conduzcan su vida. Peor aún, muchos se colocan en el asiento del acompañante y dejan que ese vehículo de su vida se conduzca solo, sin guía, sin metas, sin derroteros ni destino. No desperdiciemos el poder que se nos dio de conducir nuestra propia vida. Tomemos control cada día de ese vehículo, y conduzcámoslo con decisión hacia las cumbres de nuestro éxito.


Olman Martínez es Presidente de La Universidad de las Ventas, empresa del Grupo Edinter Consultores, con sede en San José, Costa Rica. Olman Martínez es un reconocido conferencista motivacional y experto capacitador de vendedores, con trayectoria de años en todo el Continente Americano. Si desea enviar un email al autor, hágalo por medio de la siguiente dirección: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. (Derechos Reservados U-Ventas.)

Olman Martínez

Director de la Universidad de las Ventas.

Contáctenos

  • homeUniversidad de las Ventas
  • phone+506 4033-6271
  • phone+506 4033-6371
  • mailinfo@uventas.com
  • mapSede UACA, San José, Costa Rica

Acceso Usuarios