5 Consejos para iniciar el año con el pie derecho

Olman Martínez, Universidad de las Ventas.

Por fin el año nuevo está a la vuelta de la esquina, y con el nuevo año viene también la revisión de propósitos. Es un momento propicio para mirar atrás y analizar lo hecho, así como para intentar un reinicio, con nuevos bríos, con nuevas esperanzas, con un remozado espíritu de logro imperando en nuestras mentes. Los siguientes cinco consejos pueden ayudarle a enfocarse, para que el nuevo año sea para usted una año de desarrollo, logros y prosperidad personal y profesional.

1. Conozca su “plataforma de lanzamiento”.

Si desea avanzar, debe conocer bien cómo llegó a donde está. Antes de planificar su futuro, haga un recuento de sus logros, de sus avances, de sus éxitos. Igual que un proyecto espacial, usted debe conocer fehacientemente dónde está ubicado, cuán fuerte es su base, para así proyectarse al futuro. Hágase una radiografía. Pregúntese cuáles fueron los factores que lo llevaron a estar –para bien o para mal—donde usted se encuentra hoy. Identifique los “factores cruciales”, aquellos que tuvieron el mayor peso en constituir esa plataforma que es su vida actualmente, y desde la cual intentará alcanzar las estrellas este año. Haga un recuento de sus “pertrechos” (habilidades, fortalezas, activos) antes de ponerse en marcha. Respóndase: “¿Dónde estoy, y cómo llegué aquí?”. Conocerse a uno mismo y entender sus circunstancias, es un paso clave para triunfar.

2. Aclare sus metas.

Cuando Cristóbal Colón partió del Puerto de Palos en busca de nuevas tierras, tenía claramente establecido en su mente cómo lo haría. Navegaría en línea recta en una dirección... ¡y las encontró!. Es crucial ponerse metas: puntos de destino claros, específicos, detallados. Si usted no cuenta con metas, no tiene derecho a llegar a ninguna parte: esa es una ley del éxito. O lo que es lo mismo: para quien no sabe a dónde ir, cualquier destino le basta. No se trata sólo de deseos; lamentablemente de deseos está empedrado el camino del fracaso para muchos, porque sólo los llevan a ese nivel, al del deseo. Las metas deben ser específicas, cronometrables, medibles. Decir “yo quiero llegar muy alto en la empresa” es sólo un deseo que muchos, muchísimos, comparten. Usted debe ser específico. Y es fundamental enfocarse en ellas. No se diluya. Usted no puede ser todo para todos a la vez o lograrlo todo. Debe enfocarse. En el enfoque, en la concentración, está la fuerza del logro.

3. Propóngase un plan de mejoramiento continuo

En la filosofía occidental, las personas quieren ganar desde la primera vez, quieren lograr el todo sin el mínimo retraso. En la filosofía oriental, específicamente en la japonesa, se habla de un mejoramiento continuo, paulatino, evolutivo, pero uno que no cede en el avance diario. Dicen los japoneses que si uno avanza a su meta aunque sea una pulgada diariamente, pero lo hace en forma constante, se garantizará el éxito. Es cierto: usted y yo, al igual que el resto de los mortales tenemos mucho por mejorar. Tal vez es en las relaciones interpersonales, posiblemente en el control de nuestro carácter, o quizá sea en el desarraigo de hábitos malsanos que nos impiden progresar. Bueno, pues de eso se trata justamente: de que los identifiquemos y nos propongamos un plan para ir logrando avances continuos. Eso sí, no se enfoque en sus debilidades. Es bueno que las conozca para saber dónde está ese enemigo que tal vez hasta ahora le impidió ganar, pero siempre déle mayor cabida en su mente a sus fortalezas y a su potencial.

4. Monte y siga un plan de acción.

Aquí es donde se diferencian los muchachos de los hombres, y las muchachas de las mujeres (si no lo pongo así, con ambos géneros, hiero susceptibilidades). Es fácil hacernos la “radiografía” y definir adónde queremos llegar. Lo que es “menos fácil” es decidir cómo haremos para lograrlo. Ya con sus factores cruciales bien identificados, enfoque su energía hacia ellos. No le voy a decir que sea fácil, pero sí es lograble. Se dice que el único lugar en que usted encontrará “éxito” antes de “trabajo” es en el  diccionario. Hay que estar dispuesto a pagar el precio que sea necesario. Cientos de historias de éxito nos comprueban que uno de los puntos diferenciales de los triunfadores en el mundo, es que contaron siempre con un plan de acción y lo siguieron perseverantemente. ¿Habrá tropiezos? ¡Ni lo dude! Pero recuerde a Thomas Alba Edisson, que según sus colegas había ya fracasado cerca de 950 veces intentando producir la bombilla incandescente. Y el decía: “Yo no he fracasado. Sólo he aprendido 950 formas de cómo no producir una bombilla incandescente”. Esa es la mentalidad del ganador: positiva, perseverante, enfocada en las posibilidades.

5. Fórjese constamente un carácter de campeón.

¿Recuerda a Mohammed Alí, el campeón del boxeo? ¿Qué hacía cada vez que subía al ring? Gritaba a los cuatro vientos, al contrincante, a quien quisiera oírlo: “Yo soy el mejor, soy el número uno del mundo, soy el campeón”. ¿Qué estaba haciendo Alí? Muchos creían que estaba tratando de asustar al contrincante, pero no era así. Estaba vendiéndose a él mismo, a Mohammed Alí, la idea de que él era el mejor, de que no podía perder. Eso es forjarse un carácter de campeón. Es venderse constantemente la idea de que tenemos todo lo que se necesita para ganar. Es decirnos que no importa cuáles sean las circunstancias, encontraremos la forma de surgir. Es hacernos constamente imágenes mentales viéndonos como campeones y modificar nuestro constante diálogo interior para vendernos la idea –sin devoluciones posibles—de que vamos a lograrlo. Es creer en usted... no importa qué. Siga estos cinco consejos a partir de hoy. No lo posponga. No diga, “lo haré mañana”. No. Propóngase comenzar hoy. Una característica de los ganadores es que hacen lo que tienen que hacer hoy, y si es necesario lo repiten mañana, pero no conocen el hábito de la posposición. Hágalo, mi estimado amigo, hágalo y hablaremos a final del año.


Olman Martínez es Presidente de La Universidad de las Ventas, empresa del Grupo Edinter Consultores, con sede en San José, Costa Rica. Olman Martínez es un reconocido conferencista motivacional y experto capacitador de vendedores, con trayectoria de años en todo el Continente Americano. Si desea enviar un email al autor, hágalo por medio de la siguiente dirección: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. (Derechos Reservados U-Ventas.)

Olman Martínez

Director de la Universidad de las Ventas.

Contáctenos

  • homeUniversidad de las Ventas
  • phone+506 4033-6271
  • phone+506 4033-6371
  • mailinfo@uventas.com
  • mapSede UACA, San José, Costa Rica

Acceso Usuarios