Olman Martínez

Olman Martínez

Director de la Universidad de las Ventas.


Qué me dejó el Fútbol

La Nación
Foro – Pag. 38A
Miércoles 30 de junio 2010


Leyendo la columna de Don Julio Rodríguez del viernes 11 en La Nación, y los comentarios a ella de Don Guillermo Malavassi, me han motivado a compartir algunas conclusiones adicionales a lo expuesto por esos excelentes columnistas. Jugué profesionalmente fútbol por 10 años, mientras era estudiante universitario. Ya graduado el destino me llevó a la Dirección de Hospitales, de 1965 al 2005, y fue el fútbol quien me enseñó a observar el comportamiento de los seres humanos en función de equipo.

Tuve como compañeros líderes que eran los guías en las situaciones más difíciles para llevar adelante el equipo. Otros que en los entrenamientos se ponían a la cabeza de las filas, y aquellos que se quedaban de últimos para no hacer mucho esfuerzo. O bien los que reaccionaban positivamente cuando se iba perdiendo ante el estímulo de un grito de aliento, y los que se achicaban ante el mismo estímulo emitido por un compañero.

El fútbol es un espejo del comportamiento de los seres humanos en una empresa.

El que daba la cara ante un error cometido, y el que le echaba la culpa al compañero. El que criticaba frente a frente, y el que lo hacía sin que lo vieran. Los que llegaban puntuales a los entrenamientos, y los que lo hacían tarde, siempre con un pretexto. El que se cuidaba para el juego, y el que no lo hacía. Y finalmente el inconforme con su situación económica, anteponiéndola al compromiso, y el que dejaba la inconformidad para discutirla posteriormente.

En resumen, el fútbol es un espejo del comportamiento de los seres humanos en una empresa, aunque esta sea dedicada a ofrecer uno de los bienes más preciados del ser humano: su salud. Las mismas actitudes y comportamiento de las personas las viví en los hospitales que me tocó dirigir: médicos, enfermeras, personal técnico, personal de los servicios de apoyo. Y lo más importante es que, si tienes un don de observar, el deporte te puede dar las herramientas para ser un buen director, un buen gerente, porque, al igual que un entrenador de fútbol, será tan bueno, como logre el mejor rendimiento de sus jugadores.


Creo que la calidad humana con que se atienda al paciente que busca ayuda, es la principal responsabilidad del miembro del equipo de salud. Eso lo puede inculcar el director si conoce el comportamiento de su personal. Al igual que el entrenador de fútbol obtendrá un mejor rendimiento de su equipo, si conoce las reacciones de cada uno de sus jugadores. Los grupos humanos que constituyen las organizaciones crecen, al igual que lo hace un individuo. Por eso he llegado la conclusión que la motivación es un factor clave del rendimiento de una empresa, sea ésta equipo de fútbol u hospital.


¿Niñas sexualmente provocadoras?

Al PANI, Defensoría, Ministerio de la Mujer y otros.

Alexandra Loría Beeche
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


A través de una queja que se publicó en el sitio www.quejesecr.com, me enteré de que en algunas tiendas de ropa infantil de nuestro país se está vendiendo ropa de la denominada "hilos dentales" para niñas hasta de 4 y 5 años.

Siendo evidente que esa ropa está diseñada para que quienes la usen se vean sensuales y eróticas, considero que no son apropiadas para ser utilizadas por niñas de tan corta edad. Fundo mi objeción en lo siguiente: Se está estimulando precozmente su sexualidad, se las está colocando en mayor riesgo de ser víctimas de abuso sexual y se las está incitando a crecer dentro de un concepto de "cosificación"; es decir, la mujer objeto sexual, que vende por lo que enseña de su cuerpo. Todo esto estaría afectando su integridad física, psíquica y moral.

Por lo anterior, hago un llamado a los comerciantes para que se abstengan de ofrecer al público ese tipo de ropa para niñas.

Obligación de los padres. A los padres de familia, quienes tienen la obligación moral y legal de velar por el desarrollo físico, intelectual, moral, espiritual y social de sus hijas, también los exhorto para que las protejan y rehúsen comprar esta ropa.

A la ministra de la Niñez y presidenta del Patronato Nacional de la Infancia, doña Rosalía Gil, al director de la Niñez y Adolescencia de la Defensoría de los Habitantes, don Mario Víquez, y a la ministra de la Condición de la Mujer y presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres, doña Georgina Vargas, los animamos a cumplir con la obligación del Estado costarricense de velar por el interés superior de la niñez, en cumplimiento de la Convención sobre los Derechos del Niño y el Código de la Niñez y de la Adolescencia.

El Estado costarricense debe intervenir en este asunto por el interés superior de las niñas, a las que se quiere vestir o se las está vistiendo de esta manera.


 

Contáctenos

  • homeUniversidad de las Ventas
  • phone+506 4033-6271
  • phone+506 4033-6371
  • mailinfo@uventas.com
  • mapSede UACA, San José, Costa Rica

Acceso Usuarios